Gobierno no descarta adquirir la vacuna rusa

«Con el tiempo tomaremos una decisión sobre por cuál se apuesta. Pero es justo reconocer que Rusia lo está haciendo muy bien», dijo el ministro de relaciones exteriores

El canciller Francisco Bustillo, abordó hoy la posibilidad de apostar por la vacuna rusa contra la COVID-19, Sputnik-V, en la reunión que mantuvo en Moscú con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, con el que trató también los procesos de integración del Mercosur.

«Con el tiempo tomaremos una decisión sobre por cuál se apuesta. Pero es justo reconocer que Rusia lo está haciendo muy bien. En ese sentido, estudiaremos también esa posibilidad», dijo Bustillo en una rueda de prensa conjunta con Lavrov.

Bustillo destacó que Uruguay venía registrando unos «guarismos fantásticos», pero reconoció que los números de los últimos días -416 nuevos contagios el fin de semana- «no dejan de preocupar y mucho».

«No es menos cierto que Uruguay es un país pequeño en medio de dos países grandes, Argentina y Brasil, donde la situación es compleja. Hoy está golpeando las puertas de Uruguay el coronavirus», dijo.

El canciller, que destacó «la responsabilidad individual y colectiva» de los uruguayos, subrayó que las autoridades están aprendiendo y barajando cuál es la mejor opción para frenar la pandemia, y recordó que técnicos rusos vinculados con la Sputnik-V visitaron recientemente el país.

Al respecto, Lavrov señaló que le había informado a su colega uruguayo sobre los grandes progresos realizados por Rusia en ese terreno y que la tercera vacuna rusa contra el virus «ya está en marcha».

Le puso al día además sobre las negociaciones entre Rusia y varios países latinoamericanos para el suministro del preparado como Argentina, Brasil, México y Perú, entre otros.

El ministro ruso también resaltó que Bustillo le dejó claro que Uruguay tomará una decisión al respecto basándose en las características de la vacuna, en alusión a que la elección final no será política.

INTEGRACIÓN CON RUSIA Y LA UE

En cuanto a las relaciones bilaterales, el canciller Bustillo destacó que ambos países comparten «una larga tradición de amistad» y abogó por «seguir cultivando» una relación que calificó de «extraordinaria».

Bustillo abogó, en tiempos de pandemia, por un «acuerdo de integración profunda» entre el Mercosur y la Unión Económica Eurasiática (UEE), organización postsoviética compuesta por Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán.

«Ante un mundo fragmentado (…), la mejor respuesta es la integración», afirmó.

Al respecto, Lavrov apoyó «los esfuerzos de Uruguay para fomentar la integración en el continente», en particular, en el marco del Mercosur.

Bustillo recordó que tras Moscú visitará París, Berlín y Bruselas, donde tiene previsto «sensibilizar sobre las necesidades de firmar» el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur.

«Es tiempo ya de firmar el acuerdo que puede potenciar ya la relación», insistió.

De hecho, abogó por retomar el proceso de la integración definitiva de Bolivia en el Mercosur cuando Argentina, que fue quien detuvo ese proceso, asuma a mediados de diciembre la Presidencia pro témpore de la organización.

Este asunto fue tratado recientemente por Bustillo con su colega boliviano, Rogelio Mayta, durante una visita a La Paz.

También recordó que Uruguay ha intentado aprovechar estos años el embargo ruso a los productos occidentales, lo que Bustillo calificó de «gran oportunidad».

«La hemos sabido aprovechar ambos países extraordinariamente bien. Definitivamente, nos vimos beneficiados de esta situación (…) y queremos seguir siendo los beneficiados», dijo.

Lavrov, quien resaltó que el 10 de diciembre se cumplirán 163 años de relaciones diplomáticas, se congratuló de que Moscú y Montevideo aboguen por solucionar los problemas «sin sanción, ultimátum o injerencia».

EFE

A %d blogueros les gusta esto: