Guichón: mujer muere por presunta sobredosis al intentar evitar control policial

En un trabajo conjunto entre Policía de Paysandú, Fiscalía y el Instituto Técnico Forense se trata de dilucidar el hecho en que una mujer de 32 años falleció como consecuencia de una sobredosis al tragarse varias cápsulas de cocaína para presuntamente evitar ser descubierta en un control policial de ruta 3. La fallecida poseía antecedentes penales por un delito vinculado al narcotráfico.
Si bien la información se encuentra en reserva, puesto que aguardan las pericias de la autopsia, Según consigna el diario sanducero TELEGRAFO fuentes confiables indicaron que el episodio se desencadenó próximo a la 1.30 de la víspera cuando desde el hospital de Guichón se informó a la Policía de la muerte dudosa de una mujer. Este dato, que se refiere a cuando las causas no están claras o pueden tener otro trasfondo que la muerte natural, permitió a la Policía unir cabos.

INVESTIGAR HACIA ATRÁS

De inmediato fueron cotejados los registros que posee el Ministerio del Interior, donde surgió que tres horas antes había sido identificada por la policía sanducera en un control rutinario en ruta 3. A la mujer, al igual que a dos hombres que viajaban con ella en un automóvil de alquiler, le fue pedido su documento de identidad. Al corroborarse mediante el Sistema de Gestión de Seguridad Pública que no poseían requisitoria y no observar nada sospechoso, se les permitió continuar la marcha.
Al menos una hora después, al arribar a la casa de un familiar en Guichón, la mujer comenzó a sentirse mal. Pidió para pasar el baño donde minutos después fue encontrada desmayada y trasladada hacia el hospital. De acuerdo al registro médico, ingresó ya en coma como consecuencia de un aparente infarto de miocardio.
El caso fue derivado a Fiscalía, que pidió al Juzgado Penal de Cuarto Turno la autorización para realizar medios probatorios. Se efectuó una primera autopsia en Paysandú en que se halló presencia de cocaína tanto en fosas nasales como a nivel gástrico, y se enviaron algunos órganos al Instituto Técnico Forense a fin de realizarse estudios anatomopatológicos y pericia toxicológica a fondo.
La investigación se centra en conocer la cantidad de droga que la mujer consumió, dónde la adquirió y si la sustancia era para abastecer alguna boca de venta, ya que no se descarta que se trataran de entre 30 y 50 cápsulas. Además, los hombres que viajaban junto a ella fueron indagados y admitieron que la mujer tomó la determinación de consumir una bolsa con cápsulas al ver la presencia policial en la ruta.

Fuente El Telégrafo

A %d blogueros les gusta esto: