Lacalle Pou: «Acá no terminó nada, estamos en medio de la pandemia»

El presidente anunció que se hisoparán, por precaución, a todas las personas antes que se internen en centros de salud de Montevideo y Canelones. Dijo además que no habrá marcha atrás del gobierno en reapertura de actividades pese a que hay preocupación por nuevos focos de Covid-19.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, advirtió a la población que «acá no terminó nada» dado que «estamos en medio de la pandemia». En los últimos días se registró un brote de coronavirus en Médica Uruguaya, lo que hizo prender las alarmas del gobierno. Según el último reporte del Sistema Nacional de Emergencias, hay 32 nuevos casos, y más de la mitad están vinculados al foco de la Médica Uruguaya. Hasta la tarde de ayer, se registraron unos 134 casos activos. De todos modos, el mandatario dijo que no habrá marcha atrás con la apertura de la economía.

«No se pretende desandar ninguna de las actividades» de reapertura, señaló. «No amerita. La conversación de hoy no es para generar alarma. No hay marcha atrás por estos focos», agregó en conferencia de prensa. Asimismo, criticó que en Montevideo «hay muchísima gente que no está cumpliendo» con las medidas que impuso el gobierno para evitar contagios del virus, por ejemplo, el distanciamiento físico sostenido, el uso de tapabocas en el transporte público, el uso de alcohol en gel, entre otros.

«La de Montevideo genera ciertas preocupaciones por ser la capital, por la densidad demográfica que existe, y de nuevo porque se genera en un centro de salud», indicó el mandatario. No obstante, el presidente destacó que gracias al esfuerzo de los uruguayos ha podido retornar a muchas de las actividades.

Anunció, en ese sentido, que el gobierno aplicará multas a aquellos que organicen fiestas nocturnas. «A la barra joven: no se pueden hacer fiestas. Vamos a ser muy contundentes y muy firmes con esto. Vamos a inspeccionar y a multar, porque esto atenta contra todas las medidas sanitarias», explicó.

«El que anda sin tapabocas es por desidia o por egoísmo», añadió. El mandatario también anunció que se hisoparán a todos los pacientes que se internen en instituciones de salud de Montevideo y Canelones, como forma de controlar posibles nuevos focos en los centros hospitalarios.

Para atender el riesgo que implica el ingreso de extranjeros, el presidente anunció que en la frontera se expedirán visados que acrediten que la persona no está contagiada. Respecto a los sectores de la sociedad que todavía no cuentan con protocolos sanitarios para iniciar el proceso de reapertura, Lacalle Pou pidió «disculpas» por la tardanza. . «El Uruguay ha madurado rápidamente sobre esta enfermedad», y dijo que el que no lo hace es por «desidia». «Confinamiento obligatorio no va a haber», apuntó.

«Se ha vuelto al trabajo, a la educación, a la recreación y todavía tenemos en carpeta algunos protocolos de reapertura para algunos sectores, si podemos estar en esta nueva normalidad es gracias a la sociedad entre el gobierno y los uruguayos. El gobierno que tomó medidas y exhortó y el pueblo uruguayo que cumplió a rajatabla. Básicamente lo que se está tratando es prevenir, reaccionar y controlar», señaló.

«Como estamos en el sexto brote de la pandemia nos pareció oportuno conversar», indicó y expresó que el brote en la Médica Uruguaya genera «algunas preocupaciones», entre otros, porque se genera en un centro de salud. «Que nadie cante victoria porque estamos lejos de terminar este partido», apuntó Lacalle Pou.

«Debo decir que hoy hay un personal de la Salud que está actuando con gran eficacia, con mucha dedicación porque el Ministerio de Salud Pública y ASSE están haciendo un gran trabajo en la reacción para evitar la propagación», concluyó.

Por otra parte, Lacalle Pou dijo que estuvieron reunidos hace tres días con el Grupo Asesor Científico de Presidencia discutiendo tres documentos «interesantísimos» en cuanto a reapertura de otros sectores. Para hoy tienen una nueva reunión vía Zoom. Al ser consultado por un periodista sobre si hubo alguna recomendación para que haya cuarentena voluntaria, tal como pasó apenas comenzó a regir la emergencia sanitaria, dijo que no. «Obviamente que el que no tenga que salir que no salga», señaló.

Por último, Lacalle Pou indicó que se aumentarán las frecuencias de las unidades para evitar las aglomeraciones. Asimismo, se mejorarán los sistemas de ventilación y se realizará un estricto control en relación al uso del tapabocas dentro de los ómnibus.

Además, las autoridades recomendaron a todos los pasajeros del transporte público la descarga de la aplicación «Coronavirusuy» para que individualmente puedan ir detectando casos de Covid-19.

Fuente La República *Foto: Secretaría de Presidencia

A %d blogueros les gusta esto: