Quedó con 400 entradas vendidas

La fiesta clandestina se iba a realizar en Pajas Blancas, pero el organizador desistió cuando fue contactado por la intendencia de Montevideo.

La Intendencia de Montevideo logró «desarticular» una fiesta clandestina que se estaba organizando en Pajas Blancas.

Según reportó Informe Nacional (Radio Uruguay), el organizador ya había vendido 400 entradas cuando la intendencia de Montevideo lo citó. Al ser interceptado, desistió de la idea.

El responsable de la División Convivencia de la intendencia, Facundo Pérez, dijo a Puntos de vista (Radio Uruguay) que en las madrugadas se reciben muchísimas denuncias de actividades en viviendas particulares.

«Los locales tienen habilitados los espectáculos públicos con determinadas condiciones, eso se inspecciona y está funcionando muy bien», dijo.

Contó que en la mayoría de los casos las denuncias son de particulares, que muchas veces no diferencian entre actividades clandestinas y familiares. «Muchas veces nos encontramos con actividades familiares que no están en infracción», apuntó.

Señaló que estas fiestas clandestinas generalmente necesitan difusión, lo que hace que las autoridades se enteren casi siempre. «Hemos llegado a fiestas antes de que empiecen, a veces  íntegramente con menores de edad», remarcó.

«Todo el tiempo se monitorean las redes sociales y se trabaja con INAU y la Policía. La idea nuestra es prevenir», señaló Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: