Salto : reportan avistamiento de Oso mielero (tamanduá)

Hace unos días se notificó el avistamiento de un tamanduá en montes del departamento de Salto, más precisamente en la zona de Cerros de Vera, el cual fue sorpresa para quienes recorrían el campo, pero no para las autoridades que desde que implementaron un sistema de cámaras en áreas protegidas del país han registrado la aparición de esta especie en muchas zonas. Tras difundir las imágenes en las redes sociales, las autoridades de Ambiente tomaron conocimiento del hecho. Las cámaras que se han instalado han permitido registrar en su hábitat especies de mamíferos de difícil observación, como el margay (Leopardus wiedii), el tamandua (Tamandua tetradactyla), el coatí (Nasua nasua), el guazubirá (Mazama gouazoubira), así como otros más comunes, entre ellos el tatú (Dasypus novemcinctus) y el zorro (Cerdocyon thous).


EVOLUCIÓN DE ESPECIES
Según se registró, los procesos ecosistémicos y de vida de los animales son dinámicos; cambian en el tiempo y en el espacio. Este monitoreo permite seguir la evolución de las especies a fin de disponer las medidas de protección necesarias. La herramienta proporciona una gran cantidad de registros no invasivos durante el período del muestreo, genera información muy difícil de obtener. En los {últimos años se han reportado avistamiento de muchas especies de la fauna local que se han acercado a la civilización y que en muchas ocasiones migran desde otros países hacia zonas más solitarias. Hace unos años en la misma zona apareció un ejemplar de la misma especie, que fue capturado por personas del campo que luego dieron aviso a las autoridades de la Intendencia, quienes lo trasladaron al zoológico de Salto. El Sistema de Áreas Protegidas del Uruguay exhorta a la población no cazarlos, ni hacerles daño, ya que se trata de una especie que está muy amenazada y se han registrado muy pocos ejemplares en el país.


TAMANDUÁ
También conocido como «oso hormiguero chico», el tamanduá es una especie prioritaria para la conservación en Uruguay, que se encuentra amenazada. Se alimenta principalmente de hormigas, termitas y miel. Es un mamífero que llega a medir 1,5 metros y pesar hasta 8 kilogramos. Después de cinco semanas de gestación, las hembras paren su única cría, que viaja durante el primer mes de vida en el lomo de su madre. Los tamandúas pueden reproducirse en cualquier época del año. Después de un periodo de gestación de 130 a 150 días nace una sola cría, su color generalmente es blanco con negro. La madre suele dejar a su cría en un lugar seguro cuando sale en busca de comida, hasta que esta se puede valer por sí sola. Se los encuentra con frecuencia en los árboles, aunque también caza en el suelo. Se trata de un animal solitario que puede estar activo tanto de día como de noche y, aunque tiene una visión muy pobre, compensa esta deficiencia con un olfato muy desarrollado.

Tomado Diario Cambio – Salto * Foto ilustrativa

A %d blogueros les gusta esto: