Se vendió avión presidencial

Un empresario argentino adquirió ayer la aeronave por 180.000 dólares en subasta pública.

Mediante subasta pública y abierta, se subastó este jueves en 180.000 dólares el avión presidencial adquirido durante el gobierno anterior en más de un millón de dólares. «Hemos terminado con éxito un proceso que va a significar un ahorro muy importante al país, que se enmarca dentro de una política de austeridad», aseguró el ministro de Defensa Javier García.

Dijo además que se «termina con un drenaje de fondos millonario que tiene este avión que en su momento significó una compra con un extraordinario sobreprecio fruto quizás del amiguismo y que fue inútil para los efectos que se decía que iba a servir».

El comprador es un empresario argentino cuyo nombre no trascendió por lo que se estima que el avión estará destinado al rubro comercial y quedará en la región.

La comisión que habitualmente perciben los rematadores en esta oportunidad será donada al Fondo Coronavirus. Esto equivale a unos 18.000 dólares, explicó Mario Molina, presidente de la Asociación de Rematadores.

El monto obtenido producto de la subasta irá para la Fuerza Aérea. El avión había sido adquirido durante el segundo gobierno de Tabaré Vázquez por un monto cercano al millón. Y su mantenimiento implicaba costos elevados.

Consultado sobre el monto al que se llegó a través de la subasta Molina sostuvo que «es el precio que estábamos manejando, la prueba está en que en la anterior subasta con base de 350.000 dólares no hubo oferta. No se iba a pagar más tampoco».

«Las aeronaves se deprecian rápidamente y son muy costosas de mantener. También hay que ver que el universo comprador es muy limitado. Por este modelo y este avión, creo que es razonable lo que se pagó».

El avión se encuentra operativo y bien mantenido. Si esto no hubiera sido así, no se podría haber vendido.

El ministro de Defensa Javier García destacó que la subasta del avión presidencial se realizó en forma «pública y transparente en 180.000 dólares». Recordó que el gobierno anterior lo había adquirido «en forma directa y con valor absolutamente desproporcionado». «Uruguay es un país austero, los gustos de los gobernantes no deben hacerse con dineros públicos», afirmó.

Por último, el ministro de Defensa felicitó a la Fuerza Aérea por el mantenimiento de la aeronave. En cuanto al precio que se pagó recordó que en su momento, el gobierno anterior pagó 90.000 dólares por una camilla. «Hoy se vende por lo que en ese momento se pagó por dos camillas», afirmó.

El avión había sido comprado en febrero de 2018 por el gobierno de Tabaré Vázquez al empresario uruguayo Carlos Bustin, por 1.010.000 dólares, y su mantenimiento en dos años demandó un desembolso de 1.600.000 dólares, de acuerdo a lo informado en su momento por la Fuerza Aérea al ministerio de Defensa.

Fuente La República *Foto: FocoUy

A %d blogueros les gusta esto: